WeCreativez WhatsApp Support
Envíanos tus consultas o sugerencias
Hola, en que te puedo ayudar?

El cineasta chileno de 77 años presentará el documental La cordillera de los sueños fuera de competencia, en la sección Special Screenings del próximo festival de Cannes, que va de 14 al 25 de mayo. El filme cierra la trilogía precedida por Nostalgia de la luz (2010) y El botón de Nácar (2015), y fue seleccionado por Thierry Fremaux, director del certamen.

Patricio Guzmán (1941) es un ciudadano europeo ilustre. Bastaría con seguir la ruta donde estrenó sus dos últimos filmes para cerciorarse de ello: en 2010, Nostalgia de la luz debutó en el Festival Cannes, donde obtuvo la mención honrosa del premio François Chalais. Cinco años después, el cineasta y autor de La batalla de Chilellevó El botón de Nácar (2015) hasta la Berlinale, donde se quedó con el Oso de Plata al Mejor guion y el premio que otorga el jurado. La desaparición forzada de chilenos durante la dictadura de Pinochet impulsó el rodaje de ambos, primero en el desierto del Norte Grande y luego en las profundidades del mar.

Radicado en Francia desde los 70 y miembro de la Academia de Hollywood desde el 2013, el cineasta chileno de 77 años acaba de anotar un nuevo hito en su carrera de más de medio siglo: el Festival de Cannes lo ha vuelto a fichar en su selección oficial con su nuevo documental, La cordillera de los sueños, que será estrenado fuera de competencia en la sección Special Screenings. Fue escogido por el propio director del certamen, Thierry Fremaux.

A través de su cuenta de Twitter, el también director del Institut Lumière expresó: “Patricio Guzmán dejó Chile hace más de 40 años, cuando la dictadura militar se hizo cargo del gobierno elegido democráticamente, pero nunca dejó de pensar en un país, una cultura y un lugar en el mapa que nunca fotografió. Después de cubrir el Norte en Nostalgia por la Luz y el Sur en El botón de Nácar, sus tomas se acercan a lo que él llama ‘la vasta y reveladora columna vertebral de la historia pasada y reciente de Chile’”. Añadió: “La cordillera de los sueños es un poema visual, una investigación histórica, un ensayo cinematográfico y un magnífico ejercicio personal en la búsqueda del alma”.

Producido por la compañía parisina Atacama Productions, con Chile y Suiza a la cabeza, el documental de 84 minutos viene a cerrar la trilogía que Guzmán inició en 2010 con Nostalgia de la luz, y cuya segunda parte fue El botón de Nácar (2015). En la reseña con que el propio director dio a conocer su nuevo filme, se lee: “En mi país, la cordillera está en todos lados, pero para los ciudadanos chilenos es un territorio desconocido. Después de ir al norte con Nostalgia de la Luz, y al sur con el Botón de Nácar, ahora me siento listo para filmar esta inmensa columna vertebral, para explorar su belleza y develar sus misterios”.

Ante el anuncio desde Cannes, hasta donde llegará también Erase una vez en Hollywood, el nuevo filme de Quentin Taratino, que sí estará en competencia, Guzmán comentó: “Cannes ha sido siempre un aliado para mi trabajo. Una plataforma importante para mis obras y estamos felices de regresar con esta tercera parte de la trilogía a la Selección Oficial”.

La directora de Market Chile – BF Distribution, Alexandra Galvis, se refirió también al impulso que le han dado a una serie producciones de la región en las grandes vitrinas cinematográficas del mundo: “En Market Chile y en BF hemos privilegiado siempre la producción nacional. Luego de distribuir cientos de películas nacionales, estamos ahora distribuyendo a Campanella en Argentina, coproduciendo Recontraloca en Perú, y sin duda coproducir en Chile una película como La cordillera de los sueños y a Patricio Guzmán materializa el interés que tenemos en ser aliados de los productores latinoamericanos. Las cinematografías de la región son una prioridad para nosotros. En un inicio en la distribución y ahora también lo son en el área de producción”.